El error más bochornoso de la NASA



Los ingenieros de la NASA poseen una inteligencia alucinante, más propia de dioses que de humanos, por eso sorprende tanto que pudieran cometer un error tan enorme en 1999, cuando estrellaron en Marte la sonda Mars Climate Orbiter.

Resulta que el dispositivo se construyó con una precisión extrema, tal y como es habitual en la NASA, pero a la hora de programar la navegación los técnicos introdujeron los datos en el sistema métrico decimal (kilómetros y kilos) cuando la sonda estaba diseñada para obedecer el sistema anglosajón (pulgadas, pies y millas).

La broma costó 125 millones de dólares al contribuyente estadounidense. 125 millones de pura chatarra espacial.

No hay comentarios:

Publicar un comentario