Beber demasiada agua mata



Todo buen químico lo sabe: cualquier sustancia puede ser letal. Unas, como el cianuro, requieren de una dosis mínima para provocar la muerte, pero otras aparentemente inocuas, como el agua, son mortales con dosis mayores.

He aquí tres ejemplos:
- Una chica de 28 años murió en Sacramento tras participar un concurso de beber agua. El ganador se llevaba una Wii, así que la joven ingirió hasta 7,5 litros. La cadena de radio que organizó el evento fue condenada a pagar 16 millones de dólares a la familia.
- En 2016 una joven falleció en Ámsterdam porque bebió mucha agua en un lapso corto de tiempo. Sentía mucha sed porque había fumado marihuana.
- En 2011 un ingeniero británico murió por beber demasiada agua después de que alguien le pusiera una pastilla de éxtasis en su cubata.

No hay comentarios:

Publicar un comentario